La curvatura de Monterrey, ejemplo tangible de su fuerza

Curvatura de Monterrey.

Un ejemplo de la fuerza con la que la Orogenia plasmo la figura de la sierra durante la etapa tardía de la deformación Laramide, es la llamada Curvatura de Monterrey que gracias al esfuerzo de una compresión tectónica con orientación NNE – SSW que fue transformada a una compresión aproximada E -W , deformó el cinturón plegado y cabalgado de la SMOr. Si se observa el mapa regional del área circundante a la ciudad de monterrey, se observa claramente como la SMOr viene orientada del SSE a NNW, no obstante al llegar a Monterrey, sufre una curvatura tremenda que hace que la orientación de la Sierra se desvié hacia el oeste, precipitándose hacia las sierras del sur del estado de Coahuila (Sierra de Parras, Sierra El Pinal, Sierra La Concordia, Sierra de Patagalana) y el norte del Estado de Zacatecas (Sierra de Zuloaga, Sierra El Mascaron, Sierra Las Bocas, Sierra El Astillero, Sierra Santa Rita).

Mapa a detalle de la curvatura de Monterrrey.

En general la orogenia Laramide que es reconocida en México como episodio de deformación geológica que ocurrió en limite Cretacico – Terciario, inicio en el Turoniano y provocó el levantamiento de las plataformas calcáreas que posteriormente emergieron para dar origen a la SMOr.

La deformación fue de tal magnitud que creo toda una provincia geológica compuesta por una cadena montañosa de origen sedimentario marino, formada por una serie de plegamientos alargados paralelos, hechos de roca caliza de origen cálcareo, separados por valles profundos con suelos de origen aluvial, que después de emerger sufrieron el modelado a causa del intemperismo causado por acción del agua y el viento.

Actualmente la SMOr es una cadena de sierras orientadas al NNW-SSE, que se extienden desde el sur de Texas, en el Parque nacional Big Bend, que conecta hacia el Área Natural Protegida de la Sierra de Maderas del Carmen al Noroeste del estado de Coahuila extiendiéndose hacia el SSE, tocando parte noreste del estado de Durango y la parte norte del estado de Zacatecas, después se interna en Nuevo León atraviesándolo por la mitad, domina el SW de Tamaulipas, atraviesa el este de San Luis Potosí, alcanza una porción de la parte Norte del estado de Guanajuato y la Sierra Gorda de Querétaro, de ahí pasa por el NNE de Hidalgo, para posteriormente avanzar por la Sierra Norte de Puebla, y dominar el occidente del estado de Veracruz, para finalmente chocar literalmente con la faja volcánica transmexicana a la altura del Cofre de Perote, dónde finalmente se precipita hacia las zonas costeras, rematando ahí su aparición.

Sierra del Medio Día, Rayones, Nuevo León.

Fuente: Imágenes de Digital Geodata of México Blogspot.

Anuncios

La colosal orogenia que dio origen a la SMOr (Cretácico superior hace 70 ma, hasta la era Cenozoica terciaria hace 40 ma)

Mientras que en el sur, la deformación comenzó hace 93,5 hasta 89,3 millones de años atrás, aproximadamente, la deformación en el noreste fue hace 65 millones de años, en la cual la región dio inicio a un evento tectónico de deformación y convergencia hacia el noreste que se expresó a través de levantamientos y plegamientos del fondo marino, llamado Orogenia Laramide, el cual se prolongó hasta la era cenozoica terciaria hace unos 40 o 50 millones de años, culminando en aquel entonces la formación de la Sierra Madre Oriental.

La llamada Orogenia Laramide, fue un movimiento tectóncio tan violento que provocó una deformación tremenda la cual se manifiestó como un plegamiento y cabalgamiento en la corteza superior con dirección este-noreste del lecho marino. Dicha orogenia provocó consecuentemente la emersión de toda la Sierra Madre Oriental ocasionando las deformaciones, fracturas y fallas (ej. La Falla de San Marcos la cual es un lineamiento estructural regional de mas de 300 Km. de longitud, con un rumbo general WNW que se observa a decenas de kilometros al sur de la ciudades de Monclova y Cuatrocienegas, en la parte central de Coahuila. Se manifiesta como un rasgo topografico sinuoso que coincide con el límite entre el bloque de Coahuila y el Cinturon Plegado de Coahuila, es una falla de basamento con una historia de desplazamiento compleja). Después de la emersión, se volvió a sumergir parte de la meseta central y de la sierra madre oriental debajo del agua con la gran inundación llamada ‘La garra del oso’ (Bear paw). Donde el protogolfo de México se unió a los mares del norte de Europa, ocasionando así los vestigios aun existentes de agua salada y fósiles de animales marinos provenientes de los mares de Europa en el el valle de Cuatrociénegas, tal como lo muestran las imagenes siguientes, dicho lugar es llamado el Valle de la monjas, hace tiempo fue una laguna salda, actualmente es una extensión seca con enormes concentraciones de sal y en cuyas inmediaciónes aún es posible hallar vestigios de pequeñas lagunas salinas dónde habitan crustáceos diminutos llamados Artemias, únicos por su resistencia al calor y la salinidad del agua.

Laguna hipersalina donde habitan los crustáceos llamados Artemias en medio del Gran Desierto Chihuahuense.
Valle de las Monjas, antigua laguna salada, Valle de Cuatrociénegas, Coahuila.

En el sur de la Sierra Madre Oriental la deformación a causa de la orogenia Laramide se llevo a cabo de manera progresiva mientras que en el norte fueron provocadas por la reactivación de estructuras pre-existentes en el basamento en una fase tardía de la deformación.

Mas aún, en el noreste y alrededor de un nucleo de basamento pre-Mesozóico del sur de México, las salientes en el cinturon de pliegues y cabalgaduras fueron influenciadas por el despegue gravitacional de la cobertura sobre estratos blandos (como las llamadas evaporitas o secuencias arcillosas sometidas a grandes presiones). Además de manera general se presentaron complejidades estructurales tales como salientes y vergencias en sentidos diferentes al sentido general de transporte tectónico.

Fuentes:

La historia Geológica de la Sierra Madre Oriental

<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:"Cambria Math"; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:roman; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610611985 1107304683 0 0 159 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610611985 1073750139 0 0 159 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; text-align:justify; text-indent:35.45pt; line-height:150%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} a:link, span.MsoHyperlink {mso-style-priority:99; color:blue; mso-themecolor:hyperlink; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; color:purple; mso-themecolor:followedhyperlink; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {mso-style-priority:99; mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:"Times New Roman","serif"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman";} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; text-align:justify; text-indent:35.45pt; line-height:150%;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} /* List Definitions */ @list l0 {mso-list-id:654337386; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:-854019602 134873111 134873113 134873115 134873103 134873113 134873115 134873103 134873113 134873115;} @list l0:level1 {mso-level-number-format:alpha-lower; mso-level-text:"%1\)"; mso-level-tab-stop:none; mso-level-number-position:left; margin-left:25.1pt; text-indent:-18.0pt;} ol {margin-bottom:0cm;} ul {margin-bottom:0cm;} Sus fósiles son la prueba más contundente de que el origen comenzó en el mar…

La historia geológica de la SMOr es sumamente interesante y cuya edad va desde el Paleozóico con la explosión de vida marina que promovió la formación de las llamadas plataformas calcáreas, pasando por el Cretácico dónde las plataformas calcáreas sufrieron movimientos violentos a causa de la orogenia Laramide, hasta el Eoceno inferior con la culminación de dicha orogenia, para finalmente formar la impresionante cadena de montañas que actualmente domina la orografía del noreste mexicano.

La SMOr durante la Era Paleozoica (hace 542 a 251 millones de años)

Comprende el periodo Cámbrico (542 – 488 ma), Ordovicico (488 – 443 ma), Silurico (443 – 416 ma), Devóncio (416 – 359 ma), Carbonífero (359 – 299 ma). Durante todo ese tiempo la vida marina florecía y los invertebrados provistos de conchas de material cálcico habitaban la zona tal como lo demuestra la existencia de fósiles; en el área que abarcaría la sierra. Por ejemplo los amonites fueron abundantes durante el Ordovícico-Silúrico (488- 416 ma), además en el Ordovícico aparecen los formadores de arrecifes como los corales tabulados, rugosos y crinoideos; pero no fue hasta el devónico cuando se convirtieron en los principales formadores de arrecifes, fue en ese mismo periodo que los gasterópodos y braquiópodos alcanzaron su máxima diversidad, por su parte los belemnites ancestros de los calamares y las jibias actuales surgieron en el Carbonifero y se extinguieron en el cretácico, los inoceramidos cuyas conchas medían casi 1,8 metros de longitud aparecieron durante el silúrico, mientras que durante el carbonífero aparecen por primera vez los foraminíferos, animales microscópicos perteneciente a los protozoarios que tenían conchas o caparazones calcáreos o silicosos, los cuales ahora forman parte de los microfósiles marinos. En ese mismo periodo hubo gasterópodos, caracterizados por desplazarse sobre un pie musculoso, portando la concha encima del cuerpo blando, también hubo bivalvos que se enterraban cada vez más profundamente en el sedimento para escapar los depredadores, o bien desarrollaron conchas muy macizas o espinas para disuadirlos, igualmente los braquiópodos quienes se parecían algo a las almejas, pero su anatomía era muy diferente, también foraminíferos y briozoarios, animales microscópicos principalmente coloniales, que crecían sobre las plantas sumergidas; su esqueleto estába formado de carbonato de calcio, construido con aspecto de pequeños hexágonos, también hubo crinoideos, llamados lirios de mar, fueron animales sésiles (que viven fijos en el fondo marino) que formaron auténticas praderas en los mares de la era Paleozoica, donde fueron muy abundantes.

Todo este tipo de fauna marina descrita , al morir, se precipitaban al fondo del lecho marino; su material blando se descomponía, no obstante sus conchas y caparazones formados de material calcáreo fueron depositadas sobre un basamento Paleozoico y Precámbrico, formando capas interminables de calcio y carbonatos que lentamente se sedimentaba, conformando así las plataformas calcáreas. Aún es posible encontrar aquellos vestigios que dejaron los animales marinos; se encuentran dispersos en toda la Sierra Madre Oriental, como por ejemplo:

Fuente:

  • Vega y Perrilliat. 1989. La presencia del Eoceno Marnino en la Cuenca de la Popa (Grupo difunta), Nuevo León, Orogenia Postypresiana. Instituto de Geología, UNAM.
  • The Paleontology Portal.