Aguas subterráneas de la sierra madre oriental

Las aguas subterráneas son aquellas que se confinan al subsuelo y contrario a la creencia popular de que bajo nuestros pies corren extensos ríos entre cavernas, los acuíferos o el agua subterránea suele estar contenida entre los poros de las rocas que funcionan como esponjas y su acumulación por la filtración del agua superficial hacia el subsuelo es un proceso muy lento que puede avanzar unos pocos milímetros al día. Sin embargo existe una excepción a la regla, en donde ciertos tipos de rocas solubles permiten que el agua las horade a través del proceso de karstificación y forme en ellas profundas galerías subterráneas bajo las montañas en donde efectivamente pueden correr ríos. 
Las rocas solubles suceptibles a la karstificación son los yesos y las rocas carbonatadas mejor conocidas como calizas. La sierra madre oriental está formada de calizas, rocas provenientes de las conchas de los animales marinos, por lo que el agua ligeramente ácifidicada proveniente de la lluvia ha sido capaz de labrarles una red extensa de galerías, cavernas, simas, grutas y cuevas en donde también a veces podemos encontrar ríos subterráneos y surgencias de agua, llamadas fuentes vauclusianas o mejor conocidas como manantiales.
Una fuente vauclusiana es una surgencia de agua que brota intermitentemente y que se da en regiones kársticas a través de un conducto subterráneo que funciona como sifón y que requiere que el agua alcance un determinado nivel para recargarse, dependiendo de las lluvias que caigan en la región. El nombre de vauclusiana procede de un manantial cerca de Avignon, en Vaucluse, Francia.
Ya en anteriores entradas he hablado del cañón de jaures y la fuente vauclusiana del volcancito un ubicado cerca de éste cañón dentro del municipio de Linares, Nuevo León, el manantial del volcancito, el cual presenta caras muy diferentes depndiendo de la época del año. En febrero del 2013 lo encontramos vacío y debido a que no tenemos equipo ni experiencie en espeleología decidimos no continuar para encontra el fondo.
Cueva del volcancito el 6 de febrero del 2013.

Posteriormente acudimos a verlo en octubre del 2013. En septiembre de ese año hubo unos increíbles aumulados de lluvia en la zona al paso del huracán Ingrid, por lo que la surgencia estaba llena y pudimos ver el volcancito lleno.

El volcancito el 9 de octubre del 2013.

Corriente del volcancito el 13 de octubre del 2013.
El invierno del 2013-2014 fue anormalmente húmedo, históricamente no se tenía registro de tanta lluvia en épocas invernales, sin contar que fue el más prologadamente frío y con más tormentas invernales por lo que era obvio que el 4 de enero que fuimos de nuevo lo encontrásemos lleno de agua, tanta que no nos fue posible acercarnos a la bocacueva. 
El volcancito, 4 de enero del 2014.

En nuestra última visita al sitio el nivel del agua había bajado después de 10 meses y la corriente se encuentraba calma, tanto que fue posible ver a través de la claridad del agua hasta donde se pierde el fondo de la cueva, la cual continúa.

El volcancito el 9 de noviembre del 2014.
 
Entrada a la cueva del volcancito. 9 de noviembre del 2014.
Profundidades de la cueva inundada, 9 de noviembre del 2014.

En la primera fotogrfía de la serie se observa la misma cueva sin agua.
Y es así como la sierra madre oriental es una muestra de los procesos geológicos propios de las formaciones calizas y existen en ella una variedad de fuentes vauclusianas como la surgencia de Tambaque en San Luis Potosí y la cueva de Jalpan, más todas aquellas que están en el carso huasteco y de donde nacen ríos y arroyos. Son tanta la fascinación hacia estas zonas donde nace el agua que incluso se les asocia a deidades que habitan en las profundidades y de cuyo folklore ha escrito el antropólogo francés Guy Stresser Péan.
La cueva de Tambaque, San Luis Potosí, en época de secas.
Cueva de Jalpan, Querétaro.
El folclor de las fuentes vauclusianas entre los huastecos
En la parte sureste del estado de San Luis Potosí, México, las montañas calcáreas de la sierra madre forman una serie de pliegues paralelos, similares a los de la región de Jura, en Francia, que abarcan toda la gama de fenomenos kársticos clásicos: cuevas, simas en la superficie de las mesetas, llanuras superficiales cavadas por el agua (lapíaz), etc. Un línea de potentes fuentes vaculusianas-situadas a la salida de un sifón cártstico- de flujo a menudo muy variable, marca el límite oriental de esta región caracterizada por el plegamiento del terreno.
Dichos fenómenos geológicos así como el hecho de que las nubes arrastradas por los vientos alisios parezcan dirigirse siempre hacia la sierra madre – en cuyas laderas terminan deteniéndose, por regla general- han dejado una fuerte impresión entre los huastecos.
Lo anterior ha dado lugar a diversos mitos, según los cuales los cerros están huecos y en ellos eligen su morada los dioses del rayo. Éstos últimos organizan fiestas y balies cuyos ecos creen escuchar los indios en el eco de las aguas subterráneas. Los alegres convidados salen después a la superficie a través de las fuentes vauclusianas, para acompañar hasta el mar las aguas a su cargo. A estas alturas se trata ya de seres degenerados y envejecidos por los placeres sexuales, embriagados por el agua preciosa que vertieron y bebieron anteriormente. Sin embargo, a su llegada al mar, esa agua -imagen del licor de inmortalidad- les garantiza finalmente el sueño mágico de la embriaguéz, seguido por una resurección y un retorno a la juventud.
Guy Stresser-Péan

Anuncios

El Cañón del Río Pilón

El río pilón nace en las profundidades  encañonadas de la sierra madre oriental del estado de Nuevo León, en el municipio de Rayones y sus aguas son afluentes del río San Juan, el más caudaloso del estado que a su vez forma parte de la cuenca del Río San Fernando.

Al bajar por la sierra ha creado otro cañón que desemboca en el municipio de Montemorelos, junto a la comunidad de Puerta de la Boca. Desde aquí se puede realizar un recorrido ameno entre el cauce, aunque debido a los huracanes Alex en el 2010 e Ingrid en el 2013 las aguas han dejado en malas condiciones los caminos, que definitivaente es algo positivo pues evita la circulación masiva de vehículos 4 x 4 que maltratan el cauce del agua.
Entrada al cañón del río pilón desde la comunidad Puerta de la Boca.

La vegetación que domina en ésta zona que se ubica a 600 msnm es de matorral submontano.

Aunque también podemos ver que al lado del cauce hay manchones de vegetación riparia la cual está representada por los hermosos sabinos o ahuehuetes (Taxodium mucronatum) el árbol de México.

El agua baja cristalina desde el municipio de Rayones.
El recorrido comienza a un lado del cauce, donde es posible ver una gran biodiversidad, desde plantas en floración tanto rupícolas como acuáticas, insectos, aves y rastros de otros organismos. Se puede ir a un lado del agua observando la vida asociada al agua que corre así como a las laderas rocosas que enmarcan el cauce del agua como lo son plantas asociadas a taludes rocosos y de piedra conglomerada.
Egagrópila de tecolote o lechuza, se puede observar la carcasa de un insecto de color verde brillante.

Grilleta Pterophylla beltrani.

Crasa que es muy utilizada como ornamental en las casas. Sedum palmeri.

Otra crasa que también es muy usada como ornamental. Sedum wrigthii.

Un microecosistema de las rocas: lechuguillas, crasas y siemprevivas entre los atisbos de suelo entre litosoles.

Agregar leyenda

Pata de vaca Bauhinia machranthera, la planta más ampliamente distribuída en la sierra madre oriental.

Un saltamontes inmaduro, se le pueden observar sus pequeñas alas sin desarrollar del todo.

Una Mascagnia macroptera, una planta característica del matorral submontano.

Frutos de Mascagnia macroptera.

Frutos ya secos, adentro contiene su semilla. La especie macroptera se refiere al ala grande que cubre la semilla.

Otra vista de los frutos de Mascagnia macroptera.

Una planta muy asociada a los cuerpos de agua: Lobelia cardinalis.
Más adelante como a 1km de distancia de Puerta de la Boca se encuentra un venero. Los veneros son salidas de agua a través de la roca, esto se debe al proceso geológico a través del cual el agua de lluvia que cae sobre las montañas se filtra entre las grietas de la misma llegando por gravedad a los huecos subterráneos que hay en ellas, especialmente las montañas de orígen sedimentario que son de rocas muy porosas y permeables, cuando el agua que se junta dentro de los montañas llena las cavidades se forman acuíferos que buscan filtrarse por alguna grieta más abajo por gravedad, el agua se sigue acumulando y la presión aumenta busca salir por las zonas más blandas de roca creando así los veneros que escurren hacia la libertad, brindándonos del agua limpia. En el recorrido está un venero impresionante, el más impresionante que hayamos presenciado. 
Venero en el cañón del río Pilón.

Un venero es un escurrimiento de agua que escapa de las parte subterráneas de la roca que compone las montañas.

El agua brota.

El agua permite el desarrollo de especies asociadas a los cauces de agua como el lampazo u oreja de elefante Xanthosoma robustum.

El venero su ubica sobre un talud de roca en la parte sur del cañón.

El crecimiento de lampazos crea umbría que sirve de refugio a especies asociadas al agua, princopalmente anfibios.

Puee verse el crecimiento de helechos y lampazos por la cantidad de agua que brota del venero.

Se forman pequeñas cascadas de agua cristalina y helada por venir de las profundidades de la roca.

Junto al venero se halla un altar a la virgen de Guadalupe.
Conforme vamos avanzando a menudo el camino se interna en las laderas del cerro, alejándose del agua y permitiendo ver el matorral submontano más de cerca con otro tipo de plantas, aunque en repetidas ocasiones el camino de nuevo baja y no en pocas veces cruza el cauce, por lo que si viene crecido el paso se torna imposible en vehículos o a pie, estas características hacen que este tipo de lugares se conserve a salvo de las actividades humanas debido a la inaccecibilidad.

Siguiendo el río. Sobre las laderas se pueden observar matorrales submontanos y bosques de encino.
Hay partes donde el río hace recovecos y se hace más profundo.
Matorral submontano, un lugar muy umbroso.

El río adquiere tonalidades turquiesa debido al agua limpia y los minerales que arrastra.

Camino por entre el matorral sumbontano.

Cerca con postes de madera y alambre de púas que delimita los ranchos.

Conforme se avanza en el matorral submontano podemos apreciar otro tipo de especies interesantes, algunas de ellas como la parra silvestre, inimaginables para muchísimas personas que creen que en nuestras sierras no hay alimentos comestibles. En las zonas serranas hat también muchos sitios que sirvieron posiblemente de cobertizos para los antiguos chichimecas, eran lugares con agua, con cuevas y con plantas y animales comestibles. Atrás del venero encontramos una agradable oquedad muy fresca y húmeda donde además encontramos plantas de la familia Piperace que se distribuyen en las zonas más húmedas del estado y son raras, apenas 5 Peperomias y una del género Piper que es la que encontramos: Piper auritum.

Oquedad tras el venero.

Un cobertizo lleno de vida.

Piper auritum.

Parra silvestre: Vitis berlandieri.

Parra comestible y nativa.

Chapulines que también pueden ser comestibles.

Granjeno, Celtis pallida, su fruto es agridulce y se puede elaborar mermelada.

Una papaya que aunque es silvestre en México no se distribuye naturalmente en el estado de Nuevo León, esta fue quizá producto de un descuido.

Papaya.

Ha sabido sobrevivir bien las heladas de la sierra.

Además de las plantas comestibles hay también muchas herbáceas interesantes que componen el estrato bajo del matorral submontano. Debemos señalar que este tipo de vegetación caracterizado por cubrir el faldeo de la sierra entre el matorral espinoso Tamaulipeco y los bosques de encino de la sierra es endémico, es decir es un ecosistema único en el mundo. Es subinerme, que quiere decir que algunas de sus especies son espinosas y la mayoría no lo son, es denso y tiene un porte que llega hasta los 8 metros o más de altura, caracterizado por especies como la barreta (Helietta parvifolia), la anacahuita (Cordia boissieri), el granjeno (Celtis pallida), la palma yuca (Yucca treculeana), el palmito (Brahea berlandieri), la anacua (Ehretia anacua), el chamal (Dioon angustifolium), la acacia (Acacia berlandieri), la monilla (Ugnadia speciosa), el fresno (Fraxinus sp.) y muchas otras especies arboreas, arbustivas y herbáceas.

Charrasquillo (Paintheria elachystophylla).

Gallito (Centrosema virginiana).

Tenaza.

Tenaza (Havardia pallens).
Catácea creciendo (Echinocactus hamatacanthus) con siemprevivas (Selaginella pilifera).

Oenothera sp.

Barreta (Helietta parvifolia) una planta característica del matorral submontano.
 Sobre el sendero hay un falsete que indica la entrada a un rancho. La sierra entera tiene dueño, ya sean propietarios particulares, ejidales o propiedad de la nación toda la tierra está fraccionada. Afortunadamente muchos de estos terrenos son vírgenes todavía, en la parte norte de la sierra madre oriental en los estados de Coahuila, Nuevo León, Durango, Zacatecas y Tamaulipas es mucho más fácil ver la sierra conservada que en San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato, Hidalgo, Veracruz y Puebla debido a que en los primeros los propietarios suelen vivir en las ciudades y no abundan los ejidos, mientras que en los últimos abunda la sobrepoblación rural. Si de conservación se trata, es preferible que no existan personas en la sierra para que los procesos naturales sigan su curso. 
Entrada a un rancho privado.

Los ranchos privados muchas veces son beneficiosos para la conservación de la vida silvestre.

Vista del rancho Las Pintas.
 El cañón sigue su curso río arriba. Se pueden observar oquedades horadadas por acció del agua y muchos relieves en la roca caliza que nos demuestran la antiguedad de ls rocas y la paciencia del agua para cincelrlas. Estas paredes además son hogar de muchas especies que se han adaptado a vivir en el suelo somero que sobresale de entre las grietas de la roca, muchas otras son acuáticas y otras más son tan versátiles que colonizan el lecho rocoso hasta que una crecida del río ls arrastra cada temporada de huracanes.
Oquedades horadadas por el paso del agua.

El cañón tiene paredes verticales sobre el lecho desde donde se aferran una amplia variedad de especies rupícolas.

Paredes de roca y deslaves.
Oquedad y vista hacia el sur.

Vista de la oquedad desde afuera.

Pared de roca caliza colonizada por miles de plantas rupícolas.

También pudimos observar  especies asociadas al cauce del agua, algunas de ellas invasoras muy agresivas como el carrizo (Arundo donax).

Lobelia cardinalis.

Cyperus sp.

Fruta de la rana, Phyla nodiflora.

Astracea sin id.

Carrizo (Arundo donax) una especie invasora de cuerpos de agua.
Sin id.
El día estuvo soleado y fresco, pudimos conocer otro cañón más de la sierra madre, otro proverbial camino de agua entre la parte alta y la parte baja de una cuenca hidrográfica y ver la magnitud que el agua tiene en la vida de todos los organimos incluyéndonos a nosotros. La sierra madre oriental propicia la captación de agua en sus mantos acuíferos y nos las devuelve en forma de los múltiples ríos que alimentan la llanura costera del Golfo.
Hasta aquí llegó nuestro viaje.

Vista del ecosistema del cañón del Río Pilón.

La Sierra Madre Oriental en Inaturalist.org

Inaturalist.org es una plataforma digital desarrollada en Estados Unidos por un grupo de jóvenes (Nate Agrin, Jessica Kline y Ken-ichi Ueda) que la desarrollaron como su proyecto final del Máster
en la Escuela de Información de la Universidad de Berkeley en 2008.
Actualmente se ha convertido en un pasatiempo educativo, enciclopedia de la vida, punto de encuentro entre personas amantes de la naturaleza, guía de campo, referencia para colecciones científicas, mapoteca, acervo fotográfico etc. pues es gratuita, de interfaz amigable y permite crear una cuenta en donde cualquiera puede agragar las observaciones que realiza de los seres vivos de cualquier parte del planeta. Con eso de que ahora todos traen teléfonos inteligentes con cámaras fotográficas integradas, prácticamente es muy sencillo capturar la biodiversidad con un click.

La CONABIO, ha adaptado la plataforma a la biodiversidad mexicana, naciendo así NaturaLista, la cual fue presentada recientemente en el museo Soumaya y cuenta ya con información de más de 70 mil especies y la cuenta sigue en aumento.
Aquí en el norte ya hay creciente interés por parte de varios investigadores, tanto que se ha puesto en marcha el proyecto: Biodiversidad de Nuevo León, que además se ha desarrollado como concurso, en donde la persona que más observaciones tenga de la biodiversidad de estado hasta el 31 de enero del 2014, tendrá como premio el libro: Helechos de Nuevo León y varios pósters muy bonitos de la CONABIO.
Incluso nosotros como A.C. Rumbo a la Sierra Madre Oriental hemos abierto el proyecto “Flora de la Sierra Madre Oriental”, donde a diario se suben fotografías, mapas e información de las especies de plantas que podemos hallar en esta biorregión de México. Están invitados todos a colaborar.
El principal objetivo de NaturaLista es incrementar el conocimiento para que la ciudadanía pueda valorar la importancia del patrimonio natural de México. Con las nuevas tecnologías, muchos ciudadanos pueden aportar nuevos conocimientos de valor científico sobre la riqueza natural del país. – See more at: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=374097#sthash.BRWozuSi.dpuf

Naturalista es una novedosa y divertida herramienta de ciencia donde los usuarios pueden aprender sobre plantas, hongos y animales y contribuir al conocimiento científico de la naturaleza de México.

NaturaLista es red social, enciclopedia, catálogo fotográfico, mapoteca, guía de campo y sobre todo un pasatiempo educativo. La plataforma actualmente contiene información de más de 70 mil especies mexicanas (nativas y endémicas del país), de especies en riesgo en México y en el mundo, y de especies introducidas (exóticas).

En NaturaLista la clasificación de las especies se basa en información de los catálogos de Conabio y la reportada por grandes consorcios taxonómicos del mundo (Catalogue of Life y uBio); en el conocimiento aportado por cuatro fuentes (Conabio, Enciclopedia de la Vida, Wikipedia en español y Wikipedia en inglés).

En el proceso de identificación o consulta de las especies, la plataforma despliega los nombres científicos y comunes (tanto en español como en varias lenguas indígenas). También contiene fotos de las especies, mapas de su distribución y registros de colecciones científicas depositadas en museos y herbarios. La información de las fotografías puede consultarse a través de los lugares donde fueron tomadas (por estado, ciudad, municipio, poblado, área protegida, parque, etc.) o a través de los proyectos específicos que los usuarios pueden ir generando. – See more at: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=374097#sthash.BRWozuSi.dpuf

Naturalista es una novedosa y divertida herramienta de ciencia donde los usuarios pueden aprender sobre plantas, hongos y animales y contribuir al conocimiento científico de la naturaleza de México.

NaturaLista es red social, enciclopedia, catálogo fotográfico, mapoteca, guía de campo y sobre todo un pasatiempo educativo. La plataforma actualmente contiene información de más de 70 mil especies mexicanas (nativas y endémicas del país), de especies en riesgo en México y en el mundo, y de especies introducidas (exóticas).

En NaturaLista la clasificación de las especies se basa en información de los catálogos de Conabio y la reportada por grandes consorcios taxonómicos del mundo (Catalogue of Life y uBio); en el conocimiento aportado por cuatro fuentes (Conabio, Enciclopedia de la Vida, Wikipedia en español y Wikipedia en inglés).

En el proceso de identificación o consulta de las especies, la plataforma despliega los nombres científicos y comunes (tanto en español como en varias lenguas indígenas). También contiene fotos de las especies, mapas de su distribución y registros de colecciones científicas depositadas en museos y herbarios. La información de las fotografías puede consultarse a través de los lugares donde fueron tomadas (por estado, ciudad, municipio, poblado, área protegida, parque, etc.) o a través de los proyectos específicos que los usuarios pueden ir generando. – See more at: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=374097#sthash.BRWozuSi.dpuf

Naturalista es una novedosa y divertida herramienta de ciencia donde los usuarios pueden aprender sobre plantas, hongos y animales y contribuir al conocimiento científico de la naturaleza de México.

NaturaLista es red social, enciclopedia, catálogo fotográfico, mapoteca, guía de campo y sobre todo un pasatiempo educativo. La plataforma actualmente contiene información de más de 70 mil especies mexicanas (nativas y endémicas del país), de especies en riesgo en México y en el mundo, y de especies introducidas (exóticas).

En NaturaLista la clasificación de las especies se basa en información de los catálogos de Conabio y la reportada por grandes consorcios taxonómicos del mundo (Catalogue of Life y uBio); en el conocimiento aportado por cuatro fuentes (Conabio, Enciclopedia de la Vida, Wikipedia en español y Wikipedia en inglés).

En el proceso de identificación o consulta de las especies, la plataforma despliega los nombres científicos y comunes (tanto en español como en varias lenguas indígenas). También contiene fotos de las especies, mapas de su distribución y registros de colecciones científicas depositadas en museos y herbarios. La información de las fotografías puede consultarse a través de los lugares donde fueron tomadas (por estado, ciudad, municipio, poblado, área protegida, parque, etc.) o a través de los proyectos específicos que los usuarios pueden ir generando. – See more at: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=374097#sthash.BRWozuSi.dpuf

Naturalista es una novedosa y divertida herramienta de ciencia donde los usuarios pueden aprender sobre plantas, hongos y animales y contribuir al conocimiento científico de la naturaleza de México.

NaturaLista es red social, enciclopedia, catálogo fotográfico, mapoteca, guía de campo y sobre todo un pasatiempo educativo. La plataforma actualmente contiene información de más de 70 mil especies mexicanas (nativas y endémicas del país), de especies en riesgo en México y en el mundo, y de especies introducidas (exóticas).

En NaturaLista la clasificación de las especies se basa en información de los catálogos de Conabio y la reportada por grandes consorcios taxonómicos del mundo (Catalogue of Life y uBio); en el conocimiento aportado por cuatro fuentes (Conabio, Enciclopedia de la Vida, Wikipedia en español y Wikipedia en inglés).

En el proceso de identificación o consulta de las especies, la plataforma despliega los nombres científicos y comunes (tanto en español como en varias lenguas indígenas). También contiene fotos de las especies, mapas de su distribución y registros de colecciones científicas depositadas en museos y herbarios. La información de las fotografías puede consultarse a través de los lugares donde fueron tomadas (por estado, ciudad, municipio, poblado, área protegida, parque, etc.) o a través de los proyectos específicos que los usuarios pueden ir generando. – See more at: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=374097#sthash.BRWozuSi.dpuf

Muerte de un cachorro de jaguar en Linares, Nuevo León

 

El día 14 de noviembre del 2013 se dio a conocer la noticia en Televisa Monterrey de que un grupo de personas habían matado y cocinado en discada (platillo típico) a un jaguar en el municipio de Linares, Nuevo León, México. La noticia trascendió en muchos medios de comunicación nacionales e internacionales después de que fueran publicadas unas fotografías en la red social de facebook donde el jaguar era exhibido y cocinado  mientras un grupo de personas, entre ellos menores de edad, disfrutaban la presa obtenida en la cacería.
El jaguar es una especie bajo protección por la Norma Oficial Mexicana 059 donde se exponen aquellas especies de flora, fauna y hongos que se encuentren bajo amenazas de extinguirse, el jaguar tiene la máxima categoría: en peligro de extinción.
En México existe un grupo de expertos encargados de darle seguimiento a todos los temas relacionados con la conservación del jaguar, su presidente,  Rodrigo Núñez, afirma que México tiene apenas una población aproximada de cuatro mil jaguares y que los estados que tienen menos población de jaguares son precisamente los del norte: Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y Sonora; las poblaciones más grandes las encontramos en Campeche, Yucatán, Chiapas y Oaxaca, y después de la selva amazónica brasileña, las selvas de la península de Yucatán son las que más jaguares albergan en el mundo.

Ha sido un hecho lamentable. La noticia causó revuelo en su momento con el trendig topic en twitter: #JusticiaParaJaguarNL y como todo lo mediático, se ha ido apagando debido a que las autoridades como la PGR y la PROFEPA, no han hallado a los responsables de tan lamentable hecho.
Este felino es sumamente críptico, es decir que es muy difícil que se deje ver por los humanos y cabe destacar que por este espacio había estado hablando de su escasa presencia en el estado de Nuevo León en años anteriores, desde las investigaciónes que se han realizado, hasta los últimos reportes de su presencia, los cuales habían figurado como una luz de esperanza para volver a tener poblaciones residentes de jaguar en la sierra madre oriental, sin embargo la ignorancia de las personas se impuso de nuevo y un jaguar cachorro de sexo desconocido tuvo que pagar las concecuencias de que no conozcamos, valoremos y mucho menos respetemos la fauna de Nuevo León.
No se sabe nada de dónde fue cazado, aunque rumores presumen que fue en el municipio de Hualahuises, contiguo a Linares y muy cerca de la falda de la sierra madre oriental; tampoco se sabe nada de los responsables quienes siguen prófugos de la justicia debido a que podrían ser acreedores de hasta 9 años de prisión y 3 millones de pesos en multas. El saber la verdad del acontecimiento arrojará luz acerca de hacia dónde se han movido sus poblaciones, pues por lo general son machos adultos los que más se mueven, pero habiendo hembras y mejor aún, cachorros, podrían ser indicativos de que se están reproduciendo y eso es un hecho memorable para la biodiversidad del noreste de México y de la Sierra Madre Oriental.
Esperemos que este hecho sirva para informarnos, para reflexionar de hacia donde queremos ir como sociedad, por lo pronto ya se ha levantado una carta al presidente de la república mexicana para que tome cartas en el asunto lo más pronto posible. 

El manantial del Volcancito, Linares, Nuevo León

Ya hace tres años que llegué a Linares y uno de los primeros sitios que fui a conocer fue el Cañón de Jaures y la Cueva del Volcancito, de los cuales hice una entrada del blog en aquel entonces.
A principios de año volví a frecuentar el sitio del Volcancito, pero a diferencia de hace tres años, ahora estaba casi seco, había que bajar unos 40 metros por un sótano estrechoy aún así no pudimos sondear el sitio exacto hasta donde había agua. Estas son las imágenes, aunque borrosas por falta de tripié:

Cueva profunda del Volcancito.
Los compañeros sondeando el sitio hasta donde llegó el agua.

Vista desde adentro de la cueva.

Con flash de la cámara nos fue más fácil ver los detalles desde adentro.

Un poco más abajo y no encontramos rastros de agua. 
Esta vez regresamos con la promesa de encontrar por fin el volcancito con agua, pues en la temporada de lluvia suele pasar que se llena y brota a raudales, cuál fuente vauclusiana, sin embargo, con el paso del huracán Ingrid durante el 14, 15 y 16 de septiembre la cantidad de agua superó nuestras expectativas y el agua al salir de la cueva formó una cascada uniéndose al río que baja por el cañón de Iturbide y solo lleva agua después de los huracanes. Todo un espectáculo. Aquí les dejo las fotos, igual un poco borrosas por falta de luz.

Cañón de Iturbide con su río intermitente después del Huracán Ingrid, octubre del 2013.
Cascada de agua que brota de la cueva del volcancito al fondo.

Agua brotando del cerro.
Al ir subiendo por un costado de la cascada pudimos llegar hasta la bocacueva, sitio que durante el estiaje estuvo totalmente seco y ahora rebosaba de agua llegando casi al techo de la cueva. Nos imaginamos la cueva sumergida de aguas turquesas, la impresionante cavidad repleta de agua que no deja de salir durante semanas.


El compañero Humberto, colega botánico, cerca a la bocacueva.
Agua brotando a raudales desde las profundidades sumergidas de la cueva.

Actualmente nadie ha sondeado las profundidades de esta cueva.
Al paso de las lluvias la sierra se embebe y llena los mantos acuíferos, pues en ella por su orígen calcáreo más que en otras sierras, hay una súper red subterránea de cuevas, sotanos y cavernas que sirven como resguardo del líquido y los van suministrando poco a poco hacia la superficie como en el caso de la cueva del volcancito.
Cascada que se forma al pie de la cueva del volcancito.
Y al agua fluye por algunas semanas o meses, dependiendo qué tan copiosas hayan sido las lluvias previas y posteriores que mantienen vivo el afluente.
Aquel día se nos llegó la hora de volver y dejamos atrás el paraje con un clima fresco ya típico del fin de la temporada de lluvias, esperando que el agua que brota de la sierra siga presente hasta que las lluvias vuelvan el próximo año en el mes de julio.
Atardecer en el Cañón de Iturbide.

Cañón de Iturbide, vista al poniente.

Álamo de río (Platanus rzedowski) a la vera del río Iturbide.

Nueva especie de girasol para la Sierra Madre Oriental de Nuevo León, México.

UNA ESPECIE NUEVA DE VERBESINA (COMPOSITAE: HELIANTHEAE) DEL NORESTE DE MÉXICO

José Ángel Villarreal-Quintanilla (UAAAN)

Eduardo Estrada-Castillón (Facultad de Ciencias Forestales,UANL)

Magdalena Salinas Rodríguez (Facultad de Ciencias Forestales, UANL)

Se describe como especie nueva a Verbesina lanulosa del estado mexicano de Nuevo León, se distingue de las otras especies por la forma de las hojas, pecíolo y pubescencia.
Planta herbácea perenne, sufruticosa, de 20 a 60 cm de alto: tallos varios desde la base, simples a poco ramificados, cilíndricos, ligeramente estriados, sin alas, seríceos: hojas opuestas, distribuidas en 4 a 6 nudos en la porción media inferior del tallo, rómbicas a elípticas, a ligeramente triangulares, de 25 a 52 mm de largo, de 18 a 32 mm de ancho, el ápice obtuso, la base atenuada, las de la base con un pecíolo anchamente alado, auriculado, las superiores sésiles, auriculadas, margen dentado, con 8 a 12 dientes de 2 a 4 mm de largo, nerviación pinnada, poco evidente, superficie del haz serícea, con pelos simples de 0.2 a 0.4 mm de largo, de color verde oscuro, el envés tomentoso-lanoso que le da una tonalidad blanco-grisácea; cabezuelas agrupada en cimas de (4)5 a 9(11), sobre pedúnculos de 12 a 24 cm de largo, seríceos, pedicelos de 12 a 64 mm de largo, brácteas de la inflorescencia 1 a 3, oblongo-lanceoladas, 6 a 15 mm de largo, foliáceas; involucro hemisférico, de 4 a 6 mm de alto y 6 a 12 mm de ancho, brácteas 22 a 24, en dos series, subiguales, 5.5 a 6.5 mm de largo y 1.5 a 1.8 mm de ancho, las externas oblongas, con el ápice agudo, receptáculo ligeramente cónico, de 2-3 mm de ancho y 3-4 mm de alto, páleas de 5 a 6 mm de largo, escariosas, de color pajizo, puntiagudas, pilosas; flores liguladas 16 a 19, fértiles, limbo oblongo a elíptico, de 16 a 22 mm de largo y 4 a 5 mm de ancho, con el ápice diminutamente bilobado, de color amarillo; flores tubulares60 a 120, de 4 a 6 mm de largo, amarillas, diminutamente pilosas en la parte externa de garganta y lóbulos, los lóbulos triangulares, 0.6 a 0.8 mm de largo, anteras 2.5 mm de largo, oscuras, con apéndices triangulares, de 0.4 mm de largo, amarillentos, estilo bifurcado, las ramas ligeramente aplanadas, con el ápice agudo; aquenios de las flores tubulares estrechamente obovados, de 4 a 5 mm de largo y 1.5 mm ancho en la porción superior, negros, con pocos pelos esparcidos, las alas de 0.3 a 0.5 mm de ancho, de color crema, con margen entero a eroso, vilano de 2 aristas subiguales de 1.6 a 3.2 mm de largo.
Tipo: MÉXICO. Nuevo León, municipio de Iturbide, Comunidad La Salirtera camino a la Cascada El Caracol 24° 46´ 47.6´´N y 99° 54´20.5´´ O, 1423 msnm
Material adicional examinado: México. Nuevo León, municipio de Iturbide, Comunidad La Salirtera camino a la Cascada El Caracol 24° 46´ 47.6´´N y 99° 54´20.5´´ O, 1423 msn. 
Al parecer se trata de una especie con distribución restringida, ya que solo se conoce hasta el momento de la localidad tipo, crece en matorral submontano en áreas de pendiente pronunciada y sustrato rocoso, asociada con Vauquelinia corymbosa, Painteria elachistophylla, Agave lecheguilla, Acacia berlandieri, Fraxinus greggii, Decatropis bicolor, Senna lindheimeriana, Casimirioa pringlei, Eysenhardtia texana, Celtis pallida, Agave bracteosa, Aclepias linearifolia, Astrolepis sinuata, Tillandsia recurvata, Tillandsia usneoides, Juniperus flaccida, Abutilon malacum y Meximalva filipes.
Verbesina lanulosa está ubicada en la sección Pterophyton de acuerdo con la clasificación propuesta por Robinson y Greenman (1899).
Hábitat de Verbesina lanulosa. Fotografía del Dr. Eduardo Estrada.

Verbesina lanulosa. Fotografía del Dr. Eduardo Estrada.

Cabezuelas de Verbesina lanulosa. Fotografía del Dr. Eduardo Estrada.

Tallos y hojas pubescentes de Verbesina lanulosa. Fotografía del Dr. Eduardo Estrada.

 

Viaje al ejido La Trinidad y paraje El Butano, Montemorelos, Nuevo León

Panorámica de la sierra de Montemorelos, hacia el ejido la Trinidad, Nuevo León. Vista hacia el sur-poniente.
Para los botánicos locales, el camino a La Trinidad y El Butano enclavados en una de las sierras más hermosas de Nuevo León, son parajes de especial interés por sus elementos de orígen neotropical y holártico, varios de ellos relictos de bosques mesófilos de montaña muy antiguos que quedaron varados en lo recóndito de la serranía, con especies que están en peligro de extinción, raras, hermosas y muy escasas, pero sobre todo, por ser de los pocos sitios que albergan una gran diversidad genérica de coníferas, en este sitio podemos hallar desde la parte más baja sabinos (Taxodium mucronatum), pinos (Pinus sp.), cedros (Juniperus y Cupressus), pinabetes (Picea martinezii), tejos (Taxus globosa) y oyameles (Abies sp.), faltando solamente los hayarines (Pseudotsuga sp.) para estar completos todos los géneros de coníferas oriundos de Nuevo León.
El viaje comienza desde el municipio de Allende, por el paraje Raíces en la carretera Nacional 85, donde típicamente las familias locales van a pasar días de campo en el Río Ramos, un paraje agradable y lleno de sabinos, no obstante si te gusta la privacidad y le huyes al bullicio, te recomiendo no ir los fines de semana, semana santa o vacaciones, debido a la gran afluencia de paseantes. 
Brazo del Río Ramos, Allende, Nuevo León. Vegetación riparia con Taxodium mucronatum, la primera de nuestras coníferas y la única que le gusta vivir en los valles y no sobre las montañas.

Entre semana, el río luce solitario y es el tiempo perfecto para ir a tomar fotografías.
Siguiendo la carretera, se va viendo el panorama distinto, dejamos atrás el bosque de galería y los matorrales submontanos van tomando forma. La carretera termina y comienza la brecha de terracería en mediano estado de conservación, no apta con lluvia o vehículos bajos. Hay una parte de la brecha donde es posible ver un meándro del río Ramos que baja desde las pozas del Chipitín en Santiago, es llamado la media luna y es lugar también de especial interés escénico al cual se accede siguiendo el cauce del río y no desviándose hacia La Trinidad.
En la esquina inferior izquierda es posible observar un poco borrosa la poza de la media luna, un meándro del Río Ramos que baja desde las Pozas del Chipitín en Santiago, Nuevo León.
La foto es de baja calidad, pero aquí se aprecia mejor la media luna.
 Conforme vamos adentrándonos en las cañadas cálidas de la montaña, empezamos a ver elementos interesantes presentes en nuestra flora neolonesa como la Esenbeckia berlandieri, el cual es un árbol pequeño de 3 a 6 m de altura, de corteza blanquecina, con hojas color verde oscuro y brillante de punta es redondeada, cuyas flores se encuentran en las puntas de las ramas y los frutos son unas cápsulas leñosas y gruesas. Esta planta es endémica de México y está asociada a climas cálidos entre los 100 y los 300msnm en concordancia con el bosque tropical caducifolio y subcaducifolio, no obstante aquí en el estado se asocia a los matorrales submontanos, que es lo más cercano que tenemos a los bosques tropicales en el estado. Es considerado además el árbol más raro de Texas.

Rama de Esenbeckia berlandieri, llamada también hueso de tigre e ipté en la Huasteca.
Una Esenbeckia berlandieri en el camino, puede verse su porte pequeño y elegante.
En el mismo ecosistema también se encuentra además un girasolito muy especial, endémico del estado y de la Sierra Madre Oriental, y además el único representante de su género: la Vigethia mexicana, o girasol mexicano de Vigeth. 

Vigethia mexicana, girasol endémico de Nuevo León y de la Sierra Madre Oriental.
Siguiendo la ruta de terracería, los ecosistemas comienzan a cambiar, así como el clima que se vuelve más fresco y húmedo. Aquí es donde la transición entre matorral submontano y bosque de encino permite que aparezcan nuevos elementos relevantes como los nogales, que hallan en estas sierras gran diversidad. Solo en el camino de acceso en la trinidad hay tres especies de siete que hay en el estado de Nuevo León.
Juglans major o nogal cimarrón.

Carya ovata.
Carya myristiciformis.
Ya en un entrada anterior hablé de las especies de plantas ornamentales nativas que están presentes en muchos hogares por tradición y que originalmente fueron sustraídas de los ecosistemas para formar a ser parte de nuestros hogares. Unas de ellas es la pata de vaca Bauhinia macranthera, leguminosa muy atractiva parienta de la que vemos en la ciudad con sus flores rosas o blancas durante la época de secas (Bauhinia purpurea), que si bien las especies de la sierra no tienen esas flores tan grandes y brillantes, son lo suficientemente atractivas para resaltar en la vegetación y ser sustento de múltiples polinizadores. Además encontramos especies herbáceas como la comunmente llamada barca de la niña, aquí se desarrollan en áreas de roca bajo condiciones ecológicas a veces muy paupérrimas de extremo sol y ausencia de agua, y embellecen por igual, jardines, maceteras y promontorios rocosos. Otras más son florecitas silvestres llamativas que engalanan las orillas de las brechas, los potreros, los baldíos y todo aquel sitio expuesto que reciba bastante luz.
Patas de vaca (Bauhinia macranthera) en el precipicio, floreciendo después de las lluvias de mayo.
Bauhinia macranthera, parienta de Bauhinia purpurea, en Nuevo León hay 5 especies de Bauhinias.
Flor de Bauhinia macranthera.
Tradescantia sp. o barca de la niña, especie ornamental sumamente diseminada en Nuevo León.

Erigeron sp. con un escarabajo longicornio de la familia de los cerambícidos.

Scutellaria suffrutescens de la familia de las lamiaceas, salvias, mentas y poleos son de la misma familia.

Ageratina sp. de la misma familia de los girasoles, es decir las asteráceas o compuestas, debido a sus infloresencias llamadas capítulos que están rodeadas de brácteas, que serían lo que coloquialmente conocemos como pétalos. Esta es la familia de  las angiospermas con más diversidad biológica en el mundo.

Otra asterácea del género Helenium, con su capítulo abultado a punto de florecer.
Una pequeña fresa silvestre comestible del género Fragaria, que se distingue por ser rastrera y no tener espinas.
Zarzamora silvestre del género Rubus, caracterizada por tener tallos espinosos a diferencia de Fragaria. Ambas son de la misma familia: Rosaceae, la misma de las manzanas, peras, duraznos y ciruelos.

Prunella vulgaris una plantita invasora que le encanta la frescura y la humedad de los bosques proveniente de Europa, también de la familia de las lamiáceas, usada en medicina tradicional para curar heridas e inflamaciones en la piel.

Bouvardia ternifolia, llamada también trompetilla por la forma de sus flores, una rubiácea como la planta del café.

Otra asterácea, esta vez una de porte un poco arbustivo, llamada Senecio roldana.

Geranio silvestre, Geranium sp.
Ranunculus sp. de la familia Ranunculaceae, llamado botón de oro en la zona.

Trébol del género Oxalis, familia Oxalidaceae.
Un Desmodium sp. de la familia de las leguminosas como los frijoles, las habas y los garbanzos.
Desmodium sp., Ranunculus sp. y Bouvardia ternifolia creciendo juntos.
Después de las lluvias salen las flores del género Tigridia, sus camotes se quedan en dormancia mientras la humedad y la temperatura son propicias para desarrollarse.
Siguiendo el camino, curiosamente después de subir al bosque de encino, la brecha baja a un cañón muy angosto que vuelve internarse en zonas cálidas en un bosque ripario muy particular. Otras rarezas se encuentran aquí, como una especie endémica de álamo y la tila mexicana.
Puente para cruzar el arroyo, en días de junio bastante seco. Este es otro arroyo que baja de la sierra y se junta con el Río Ramos. Aquí se pueden ver además mucha fauna asociada a las corrientes de agua.

Populus mexicana, un álamo difícil de ver en Nuevo León. En México, se encuentra reportado en la parte este de la planicie costera del Golfo de México, desde Nuevo León hasta Chiapas y el municipio de Álamo, Veracruz debe su nombre a esta especie.
Tilia mexicana, especie originaria de México que habita en climas templados entre los 1000 y los 2000msnm de altura asociada a bosques tropicales, mesófilos de montaña, de encino y de pino. Aquí se encuentra en la vera del arroyo.

Detalles del musgo que crece en las rocas que se humedecen a la orilla del arroyo.
De nuevo el camino remonta el cerro y le da la vuelta, ya en el horizonte de la serranía se alcanza ver la enigmática Piedra parada, promontorio calizo de exuberantes proporciones que enmarca el panorama único en la zona y a cuyo flanco se ubica una cueva que según rumores, fue explorada por un europeo hace algunos años, quien llegó con la promesa de encontrar un pterodáctilo, reptil fósil volador. Son leyendas, pero le dan un toque cómico e intrigante al sitio.
La cueva del pterodáctilo.

La piedra parada.
Más arriba, el agua brota a raudales de la sierra, cada montaña es una esponja que capta las aguas de lluvia guardando una proporción y dejando correr paulatinamente otra tanta a través de ojos y manantiales, que es donde se abastece la gente que vive allá arriba. Ya en estas altitudes pudimos ver un tejocote (Crataegus rosei), derivado del Náhuatl, en la que “texocotl” significa fruta dura, la cual es muy apreciado por la fauna silvestre, sobre todo los osos negros que hay en la región, además considero que es una especie elegante y bonita para considerarla como ornamental en las zonas templadas del noreste de México, solo en Nuevo León hay 11 especies, de las 13 que hay en el norte y centro de México. Aquí pueden leer o descargar un artículo acerca de este género en Mexico.

Especies de tejocotes de Nuevo León:

  1. Crataegus aurescens
  2. Crataegus baroussana var. barrousana
  3. Crataegus crus-galli
  4. Crataegus cuprina
  5. Crataegus gracicolor
  6. Crataegus grandifolia var. potosina
  7. Crataegus greggiana var. greggiana
  8. Crataegus greggiana var. pepo
  9. Crataegus rosei ssp. parrayana
  10. Crataegus sulfurea
  11. Crataegus tracyi var. madrensis

Chorro de agua que baja de la sierra.

Tejocote, Crataegus rosei ssp. parrayana
 Subiendo un poco más la vegetación se vuelve boscosa y comenzamos a ver los pinos moctezuma (Pinus montezumae), los cuales son escasos y no tan fáciles de encontrar. Se caracterizan por tener fascículos de 5 a 6 acículas y sus conos de color orce se curvan lugeramente en la parte terminal.
Pinus montezumae.
Conos y ramas de Pinus montezumae.
Rama con conos de Pinus montezumae. Nótese la ligera curvatura en la parte terminal del cono.
Después de una hora y media de subida en camioneta, finalmente arribamos a La Trinidad, que se ubica en un valle intermontano amplio y boscoso con un increible buen grado de conservación a pesar de ser un ejido con aprovechamiento forestal. Actualmente está dentro del programa de pago de servicios ambientales y las personas que lo conforman han aprendido a preciar más el turismo como fuente de ingresos, aunque incipientemente debido a que no muchas personas saben de su existencia. El objetivo de esta entrada además de informar acerca de los hallazgos botánicos de nuestros estudios, pretende incentivar la afluencia de turistas consientes que les permita apreciar la verdadera escencia de estos parajes tan únicos en México.

Llegando y viendo los Cupressus lusitanica del camino.
Cabaña en construcción, el turismo se va volviendo una realidad en el sitio, esperemos sea en beneficio de sus pobladores y no para unos cuantos adinerados habitantes de la ciudad.
 
Viviendas típicas.
 
Vista oriental del valle de la Trinidad, Montemorelos, Nuevo León.

Calles de La Trinidad, Montemorelos, Nuevo León.

Iglesia católica de La Trinidad, Montemorelos, Nuevo León.
Casa de adobe y madera, una buena combinación bio-arquitectónica debido a su aislamiento en esta zona templada.

Después de haber comido una deliciosa comida serrana en casa de Doña Rosalinda, habitante de La Trinidad, nos enfilamos al Butano, que está todavía a una hora o cuarenta minutos en camioneta a buena velocidad, un paraje realmente recóndito donde conviven elementos propios de los bosques mesófilos de montaña como las magnolias (Magnolia dealbata), los pinos colorados (Pinus patula), así como especies de bosques templados como los pinabetes (Picea marinezii) y los tejos (Taxus globosa).
Existe una investigación que señalan que en el paraje el Butano hay relictos de bosque de niebla o bosque mesíflo de montaña, tomado del documento, textualmente expresan lo siguiente:

“En el ejido La Trinidad, de Montemorelos, N. L., específicamente en el paraje conocido como El Butano, existen algunos rodales de bosque mesófilo de montaña. En las partes bajas y en las cañadas de esta área, con exposiciones este y noreste en los 1500 msnm, se detecta una nueva localidad en la distribución de Magnolia aff. dealbata, en contacto con bosques húmedos de Quercus rysophylla y de Q. affinis; y en íntima relación con el incremento altitudinal, se han observado otros elementos como Cornus florida, Carpinus caroliniana, Quercus coccolobifolia y Pinus spp. En la cota altitudinal de los 2100 msnm se inicia la distribución de Picea martinezii con Cornus florida, Ilex rubra, Quercus greggii, Abies duranguensis var. coahuilensis, Carya ovata y Taxus globosa. En estos lugares las especies detectadas muestran mayor afinidad hacia los elementos y las condiciones templados.”

Así que, un poco incrédula, aquel día vi que efectivamente el área puede llegar a presentar periodos de niebla, aunque escasos, dejan la sensación de que estamos en un bosque de niebla estructuralmente bien definido, aunque bueno, no olvidemos que si bien no son bosques de niebla como los de Tamaulipas, Veracruz o Puebla como, son importantes relictos que nos dan pistas de como fue la vegetación en un pasado lejano.

Camino al Butano, bosque de oyamel (Abies vejarii), pino moctezuma (Pinus montezumae) y pino colorado (Pinus patula).

Sauco en floración (Sambucus mexicana), especie también rara y asociada a bosques húmedos y templados.
Hongo del género Lycoperdon, en España llamados cuescos o “pedos” de lobo.

Debido al tiempo, aquella ocasión nos enfocamos en ir a ver las coníferas dejando la cañada de las Magnolias en un paraje llamado “Cuchilla parada” para otro día. Conforme nos adentramos en la brecha comenzamos a ver los primeras pinabetes, esas raras y hermosas coníferas únicas en el estado, con tan solo tres especies en México que aún están en debate debido a nuevos hallazgos genéticos: Picea chihuahuana, Picea mexicana y Picea martinezii (en honor al botánico Hidalguense Maximino Martínez), ésta última solo presente en Nuevo León y en ninguna otra parte del mundo. Aquí más info del pinabete de Nuevo León.

La entrada a la cañada de las Piceas martinezii, Taxus globosa y Abies vejarii.

Una pequeña Picea martinezii.

Una subida ligera en un bosque ancestral de pinabetes.

Un cono de pinabete.
Taxus globosa, usado en la medicina moderna para extraer el componente anticancerígeno Taxol.

Rama de Picea martinezii con cono, sus acículas son sumamente afiladas y “pican” al tocarlas, además si se corta una rama, en cuanto se seque, todas esas pequeñas acículas se caerán dejando la rama como un esqueleto, característica única de los pinabetes.
Después de quedar satisfechos con la colecta fotográfica, nos enfilamos de nuevo hacia La Trinidad para alcazar a llegar con luz a la carretera, ese día estuvo nublado, así que nos apresuramos. No obstante no todo en el viaje fueron alegrías, pues al regreso pudimos ver mondos campos sin pinos debido a la plaga del descortezador del pino del cual hablé anteriormente. Es lamentable la situación, y esperemos quede controlada a sus parámetros normales, puesto que las ondas cálidas provocadas por el cambio climático propician que estos insectos sigan depredando el bosque sin control natural ni de los factores meteorológicos como los frentes fríos, las masas de aire polar o incluso las heladas y nevadas en la zona. 

Bosques plagados con descortezador del pino (Dendroctonus sp.).

Al secarse los pinos se notan rojizos y son derribados, para que su madera sea quemada apilada en montones. Es un método bastante rudimentario, pero hasta la fecha es el más efectivo.
Pudimos bajar sin percances y la ida al Butano nos dejó maravillados. Si no eres fan de las plantas, te recomendamos ir a disfrutar de la tranquilidad del pueblo, saborear sus comidas típicas, sobre todo las salsas de chile de monte, los frijoles de olla y las tortillas recién hechas. Ademas puedes acampar, ir a la cueva del pterodáctilo, conocer de cerca la piedra parada y respirar el aire más limpio cerca de Monterrey y su área metropolitana. Preferible subir en camioneta de doble tracción o vehículo alto. Si necesitas más información puedes contactar vía Facebook la página de La Trinidad o a la compañera Ana Soriano que este 3 y 4 de Agosto organizará un viaje al ejido bastante económico para que conozcas uno de los bosques más importantes del noreste de México.

Plantas ornamentales y nativas que se encuentran en la Sierra Madre Oriental de Nuevo León

Buenas tardes. He andado ausente debido a cuestiones académicas, pero eso si, muy satisfecha con la labor que realizo colectando datos de la flora en la sierra. Aún así me he dado el tiempo para mostrarles unas láminas que contienen fotografías de algunas de las especies nativas de la sierra más bonitas que pueden ayudar a decorar, atraer polinizadores y fauna, además de verdear, ser especies alimenticias o medicinales, proteger y regrescar nuestros patios y jardines en un clima como la ciudad de Saltillo, Coahuila, Monterrey, Nuevo León o Ciudad Victoria, Tamaulipas. 
Muchas de ellas ya se consiguen en viveros, otras las cultiva la gente serrana, varias tienen algún estatus de conservación pero habiéndolas conseguido en viveros certificados nos aseguramos de no estar dañando sus poblaciones y al contrario, tenemos la oportunidad de reproducrilas y dispersarlas desde nuestras casas para familiares, amigos y vecinos.
Les dejo aquí la información y espero se animen a sembrar estas especies en sus hogares.

La foto de la anacua y el colorín son de internet debido a que los que tengo aquí en la casa no tenían su flor.

Nuevos reportes de Jaguar en Nuevo León

Ya hace unos meses subí una entrada acerca de los Jaguares en Nuevo León. Pero hace unas semanas recibí una notificación por Facebook, acerca de un jaguar que andaba en las faldas de la Sierra Madre Oriental, muy al norte de la distribución donde se le vió por última vez. Más omitiremos el sitio exacto con la finalidad de evitar que personas indeseables lo molesten. 
La persona que me envió el dato es cazador y me sorprendió muchísimo que una persona con tales intereses se acercara a dejarnos ver la presencia de este felino tan llamativo en los alrededores su  rancho. Hace algunos años quizá esta persona o cualquier cazador hubiese visto una gran oprtunidad de trofeo en este animal tan especial, pero esta vez, no fue así y me quedo tranquila sabiendo que está en buenas manos.
Nuestra A. C. en lo particular se queda corta con las expectativas de estudiar los pasos de este gato, debido a que no es cosa fácil, es costoso y requiere muchísimo tiempo. Es cosa de expertos, afortunadamente tenemos contactos biólogos que laboran para la conservación del jaguar que ya tienen el dato y próximamente estarán tomando cartas en el asunto. 
No hay que creer que por andar ahí tenemos que llegar con cámaras y reflectores a buscarlo, como si fuera una celebridad, al contrario, hay que darle su espacio y únicamente basta con que los investigadores en la materia averiguen por dónde se mueve, quienes lo estudian saben de sobra que muy raras veces verán a sus sujetos de estudio, salvo cuando se requiere ponerles un radio collar como casi todos los jaguares de la Reserva de la Biósfera de Calackmul en Campeche (podría decirse el mayor reservorio de jaguares en México), en todas las demás áreas donde se estudia, rara vez se llega a ver, solo por cámaras trampa, como las siguientes imágenes que reafirman la importancia de los cuerpos de agua para toda la fauna y para nosotros mismos:
Jaguar en cámara infrarroja. 13 de Septiembre del 2012.
27 de Septiembre del 2012.
4 de Octubre del 2012.
Se ve un jaguar bajando al arroyo, eran las 5:21 pm del 19 de abril del 2013.
Baja al arroyo.
Bebiendo agua.
De regreso al monte alto, después de aproximadamente 5 minutos de beber agua.
Se puede ver que es un adulto, y posiblemente sea una hembra, lo cual es mucho más interesante porque las hembras no son tan errabundas como los machos.
Nos deja un buen augurio.
 Las cámaras trampa son una maravillosa herramienta de muestreo, son relativamente baratas y se pueden conseguir en tiendas especialiadas en Estados Unidos. Lo que nos queda a nosotros es alertar a los pobladores que guarden a su ganado y que no le pongan tentaciones a este gran felino, el no atacará al ganado a menos que esté libre y desprotegido y no haya más que comer, habiendo venados y no teniendo oportunidad de matar una res, no lo hará, es desconfiado y suele tener hábitos crípticos, es decir que se oculta todo el tiempo e incluso puede estar frente a nosotros sin darnos cuenta. Es un animal viajero que se mueve en grande zonas por eso es primordial crear áreas libres de amenazas como el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, para que su genética fluya hacia Gómez Farías, Tamaulipas, Tamasopo y Xilitla S. L. P., Jalpan, Querétaro, y la Misión en Hidalgo, municipios en donde se ha reportado su presencia en los últimos años.
Es una tarea de todos cuidar este felino, no se necesita mucho, solo dejarlo en paz, no tener ganado suelto, no cazar sus presas desmedidamente, respetar su espacio y sobre todo: NO EXPANDIR LA CIUDAD Y BAJAR NUESTRO CONSUMO DE BIENES Y SERVICIOS, decrecer nuestra existencia en este planeta, para permitir que otros también puedan vivir en paz entre nosotros.
Mis felicitaciones al Sr. que amablmente me proporcionó los datos, él sabe quién es y se lo agradezco. Les ruego a todos quienes lean esta entrada que se sumen a la conservación del jaguar y se sientan orgullosos de tener este mamífero tan imponente viviendo feliz entre las sierras de Nuevo León.
Si desean más información sobre el tema, pueden visitar la página del compañero Biólogo Juan Luis Peña Mondragón, egresado de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL y actual integrante del CIECO en la UNAM.

Plantas útiles en el Centro-Sur de Nuevo León, México

Buenas tardes compañeros. Hago se su conocimiento que el herbario de la Facultad de Ciencias Forestales a través de la UANL, tiene a la venta el libro sobre las plantas útiles del centro sur de Nuevo León (Galeana, Aramberri y Zaragoza). Abarca aproximadamente 200 especies con su descripción general y los usos etnobotánicos, además de fotografías a todo color. Tiene un costo de $350 pesos y por lo pronto solo está disponible en la FCF en Linares, pero si a alguien le interesa y no puede venir por él, contácteme por inbox para ver la forma de hacérselo llegar. Un saludo y que viva la diversidad florística de Nuevo León y toda la Sierra Madre Oriental.